jquery.min-pin-it.js

Pin-it-hover

Post-Relacionados-JS

domingo, 25 de septiembre de 2016

Masa para Pizza (con masa madre)

Pizza-masa-madre-Relleno2

¡Hola a todos! Hoy traigo una SUPER RECETA: pizza casera con masa madre.

Desde que hice la empanada de harina de garbanzos y preparé una pizza con la masa sobrante… me quedé con las ganas de preparar una pizza en condiciones.

He encontrado muchísimas versiones para la masa, que ya iré publicando poco a poco. Pero aprovechando que tenía que alimentar mi masa madre, se me ocurrió comenzar por ahí.

Es una receta muy sencillita, no requiere amasar mucho rato ni de ningún modo específico ya que el tiempo de reposo en el frigorífico ya se encarga de dejar nuestra masa lista para su uso. Ahora, el tiempo de reposo sí puede considerarse un inconveniente, pues hay comenzar la receta 1-3 días antes de preparar la pizza. Pero vamos, que eso sólo significa que esta receta no vale para salir de un apuro… pero que el tiempo que hay que dedicarle no supone más de 20 minutos, así que no es plan de quejarse. Sólo un poco de previsión y tendremos un almuerzo o cena riquísimo.

La receta para la base de pizza de masa madre la he obtenido de la web Maria Lunarillos.

Masa para Pizza (con masa madre)

Prep: 20 min   Reposo: 12h-3días   Horno: 10-15 min   Raciones: 2-4   Dificultad: Baja  

Ingredientes

  • 175 g harina de fuerza
  • 40 g sémola fina de trigo
  • 130 g de agua
  • 80 g de masa madre (al 100% de humedad) *
  • 5 g de sal
  • 15 g de aceite
* Yo he utilizado mi masa madre de harina integral por darle un toque más “rustico”. Para saber más sobre masa madre puedes mirar mi apartado especial Masa Madre.

Elaboración:

Mezclar en un bol todos los ingredientes: la harina, la sémola, la masa madre, la sal, el aceite y el agua. Incorporar el agua poco a poco. (Siempre es preferible rectificar la textura de la masa con agua que con harina). Amasar bien a mano (Mirar Notas al final).

Engrasar un recipiente (un tupper) con un poco de aceite de oliva. Poner la masa dentro y cerrar el recipiente. Dejar reposar en frío (en el frigorífico) entre 12 horas y 3 días.

Sacar la masa de la nevera al menos 2-4 horas antes de su preparación (para que atempere). La masa estará suave, elástica y ligeramente pegajosa. Espolvorear la encimera con harina y colocar la masa encima. Espolvorear un poco de harina sobre la masa y plegar los extremos de ésta hacia el centro haciendo una pelota. Bolear un poco más con las manos y dejar reposar 10-15 minutos sobre la encimera.

Luego, extender la masa sobre papel para hornear. Se puede dar forma redondeada dejando colgar la masa sobre los nudillos de las manos (con cuidado de no rasgarla), pero también se puede extender directamente sobre el papel de horno apretando suavemente con los nudillos.

Pizza-masa-madre-Extender-masa

Cubrir con un paño ligeramente húmedo o film de cocina y dejar reposar 30-40 minutos.

Cubrir con los ingredientes deseados. Cocer la pizza 10-20 minutos sobre la bandeja de horno a 240ºC. Calor abajo-arriba, posición media-baja.

Propuesta de ingredientes:

Receta 1: Salsa de tomate, queso mozzarella, bacon cortado en dados, un poco de queso parmesano rallado y orégano.
Yo utilizo la salsa de tomate que prepara mi madre, pero incluso el tomate crudo triturado queda estupendo. Cubrir con una capa fina de queso mozzarella rallado o mozzarella fresca cortada muy finita (y muy bien escurrida). Repartir el bacon por toda la superficie y decorar con queso parmesano y orégano.
Receta 2: Salsa de tomate, queso mozzarella, pollo cortado en dados, queso de cabra, tomates cherry y un poco de orégano.
Dorar el pollo con un poco de aceite, sal y curry. Reservar. Cubrir la pizza con la salsa de tomate y el queso mozzarella. Repartir por la superficie el pollo, el queso y los tomates. Espolvorear con un poco de orégano.

Pizza-masa-madre-Relleno1

Notas:

Con las cantidades indicadas se obtienen 2 pizzas pequeñas de unos 20 cm de diámetro o una pizza grande. Yo prefiero hacer dos pizzas pequeñas y experimentar con diferentes ingredientes.
Amasado: Se puede utilizar alguna de las técnicas que indico en el apartado Amasado de mi sección Trucos y Técnicas. Sin embargo, realmente no es necesario amasar demasiado o preocuparse por este paso. El tiempo de reposo y fermentación en la nevera es bastante largo y la masa se amasará ella sola. Es suficiente con amasar hasta que la masa se suavice un poco.
Lo ideal sería utilizar una piedra para hornear pizzas y panes, ya que se obtiene una base más crujiente y una cocción más rápida. Yo no tengo piedra para hornear y me he apañado con la bandeja del horno. Para obtener una base extra-crujiente se puede hornear brevemente la base sin ningún ingrediente durante 2-3 minutos, luego añadir los ingredientes y terminar de cocer la pizza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario