jquery.min-pin-it.js

Pin-it-hover

Post-Relacionados-JS

domingo, 27 de noviembre de 2016

Cookies de nutella

Cookies-nutella-01

Esta semana toca una receta chocolateada: cookies de nutella. En realidad no iba buscando preparar una receta con chocolate… pero tenía muchas ganas de hacer unas galletas de esas que tienen un aspecto craquelado y agrietado en la superficie. Por otro lado, en mi casa ni la nocilla ni la nutella tienen mucho éxito por sí solas, así que estaba buscando cómo aprovechar medio bote que tenía por ahí medio abandonado. Juntando ambas ideas he conseguido estas bonitas cookies de chocolate.

Estas galletas son ligeramente crujientes por fuera pero por dentro tienen una textura a medio camino entre el bizcocho y las galletas. ¡Me ha encantado esa textura! Así que ya estoy maquinando cómo conseguir el mismo efecto pero sin la nutella 😍

Sin embargo, hay un “pero” y es que hay que estar muy pendiente del horno. Nunca me acuerdo que con el chocolate es más difícil ver el “dorado” y es más fácil que se quemen. Así que cuando las metáis en el horno y empiecen a crecer tenéis que estar vigilantes; en cuanto se forme el agrietado de la superficie y veáis que ya no crecen más… fuera del horno.
domingo, 20 de noviembre de 2016

Bizcocho con leche de coco

Bizcocho-leche-coco-01

Si recordáis mi receta de la semana anterior, preparé pollo al curry rojo y uno de los ingredientes era la leche de coco. Como no gasté la lata entera me quedaban dos opciones: preparar otra tanda de pollo al curry o buscar una receta alternativa con la que aprovechar la leche de coco.

El resultado fue un bizcocho de coco muy facilito y resultón. La receta original la obtuve del blog I love bundt cakes. Uno de estos días tengo que repetirla pero en condiciones y con una lata nueva de leche de coco. Como lo que yo quería era aprovechar los 100-120 ml que me sobraban hice una adaptación a lo bruto: reduje los ingredientes a la mitad (más o menos), lo puse todo en un bol y lo batí con la batidora.

No pensaba publicarlo en el blog y sólo hice un par de fotos, pero como me gustó el sabor y la textura he decidido incluirlo. Aunque parezca increíble, ha quedado muy rico, así que no me quiero imaginar lo maravilloso que será prepararlo grandote y en un molde bonito… (ya llegará la ocasión… muy pronto 😍)
domingo, 13 de noviembre de 2016

Pollo al curry rojo

Pollo-curry-rojo-01

Hoy toca receta tailandesa: pollo al curry rojo. Me gustan mucho este tipo de comidas, sobre todo cuando salgo a comer fuera de casa, pero luego siempre me queda la curiosidad de saber cómo se hace.

Mi hermano prepara una receta de pollo con curry, ajo y vino de naranja que está riquísimo… pero es una receta muy “a su manera”. Lo cierto es que, después de buscar mucho por Internet, resulta que es bastante complicado preparar un autentico pollo al curry. Hay muchos ingredientes que, aunque actualmente no son difíciles de conseguir, no nos resultan conocidos y no sabemos en qué más utilizarlo después.

Hace poco descubrí un supermercado de comida asiática cerca de casa y ahí tienen de todo. Además, en algunos apartados añaden pequeños carteles con recetas recomendadas. Pero luego te pones a mirar los ingredientes y el 80% son cosas que no tienes habitualmente en casa… y tampoco es plan de hacer pollo al curry 2-3 veces en semana y todas las semanas para consumir esos productos…

Total, que después de mucho recopilar recetas se las fui comentando a un amigo, (que está bastante puesto en este tipo de gastronomía) y acabamos encontrando una combinación bastante resultona y con un mínimo de ingredientes desconocidos.
domingo, 6 de noviembre de 2016

Pan Básico (con masa madre)

Pan-masa-madre-nevera-01

Pues aquí os traigo otra recetilla de pan con masa madre. La versión de barra de pan de hace unas semanas fue muy “a mi manera” y haciendo un poquito de trampa para tener un pan listo en un período de tiempo bastante reducido. Hoy voy a ser un poco más “correcta” y os voy a explicar cómo poder ajustar los tiempos de reposo a nuestros horarios dejando fermentar la masa en la nevera.

Hay dos opciones para el fermento en la nevera: la primera opción es preparar la masa, hacer la primera fermentación larga en la nevera, luego formar el pan y una segunda fermentación corta antes de hornear. La segunda opción consiste en preparar la masa, hacer una primera fermentación corta, luego formar el pan y dar la segunda fermentación larga en la nevera.

Yo me he decantado por la primera opción por motivos de espacio en el frigorífico. Si el pan aún no está formado me resulta más sencillo guardar la masa dentro de un recipiente con tapadera y guardarlo en la nevera. Si se guarda en el frigorífico ya formado… o se tiene un banetón y hueco suficiente para que no le caiga nada encima al pan (por accidente)… o es muy difícil que la pobre masa salga viva del frigorífico.

El resultado suele ser bastante bueno, aunque algún día probaré la segunda opción y os contaré mi experiencia.

Mi dificultad sigue siendo que mi horno es demasiado pequeño y se crea corteza demasiado rápido, de modo que el pan no puede expandirse bien por los cortes. En esta ocasión tuve que abrir el horno apenas 5 minutos después de meter el pan y volver a repasar el corte central para que pudiese abrir por ahí. Menos mal que lo hice rápido y a tiempo, si no el pan se habría abierto y rompería por donde pudiese… Aún así, estoy muy contenta con mi pan y a todos en casa les gustó mucho.
domingo, 30 de octubre de 2016

Sacher a mi manera

Sacher-03

Hace poco fue el cumpleaños de mi prima Laura. Creo que de mis familiares… ella es la más golosa y chocolatera de todos. Después de mucho pensar decidí que una tarta Sacher sería ideal para ella.

Sin embargo, dado que los demás que íbamos a acompañarla en la celebración no somos tan golosos me permití hacer algunas pequeñas variaciones de modo que la tarta no resultase tan empalagosa… de ahí el título Sacher a mi manera.

En mi publicación Naked cake de chocolate y crema de queso utilicé un bizcocho de chocolate que me encantó. En mi opinión es EL BIZCOCHO DE CHOCOLATE, y esto se debe a que tiene todo el sabor del chocolate pero no tiene el típico dulzor empalagoso que queda “suprimido” gracias al café.

Por tanto, he conservado las pautas de una tarta Sacher: bizcocho de chocolate, relleno de mermelada de albaricoque, cobertura de crema de chocolate y acompañamiento de nata montada… pero me permití cambiar la base de bizcocho de chocolate básico por mi bizcocho de chocolate favorito.