jquery.min-pin-it.js

Pin-it-hover

Post-Relacionados-JS

domingo, 12 de julio de 2015

Carrot Cake (Tarta de Zanahoria)

Carrot-Cake-01

He estado unos días sin hacer nada de postres ni repostería y mi madre me pidió que hiciera algo de merendar. En realidad ella no debería tomar demasiadas cosas dulces, y esa es una de las razones por las que intento no hacer tartas con demasiado glaseado, cobertura o frosting.

La tarta de zanahoria o Carrot Cake llevaba bastante tiempo en mi lista de espera, así que decidí darle una oportunidad.

Me ha encantado el resultado. La combinación de zanahoria, canela, nueces y el toque de queso de la crema es increíble. Por otro lado, el bizcocho queda jugoso y suave, incluso después de un par de días.

La receta que he utilizado es del blog Dulce Sentimiento (puedes verla aquí). De todas las páginas que he visitado es la receta que más me ha gustado, aunque hay otras muchas combinaciones que incluyen yogurt, vainilla o nuez moscada… todo será cuestión de probarlas.

En cuanto al hecho de que está hecha de zanahoria, por favor, no le digáis a nadie de qué es la tarta hasta que la haya probado. Mucha gente se deja llevar por ideas preconcebidas que tienen en la cabeza sobre qué es y para qué se usa la zanahoria y se pierden esta increíble tarta. A mí ya me pasó con la tarta de remolacha (ya la pondré más adelante en el blog), cuando decía de qué estaba hecha todos la miraban raro hasta que se atrevían a darle un bocadito… entonces caían como moscas porque está increíble .

La crema de queso que yo he hecho es diferente a la del blog Dulce Sentimiento, principalmente porque no quería añadir demasiada azúcar ni más grasa de la que ya trae el queso crema. Además, sólo quería poner una pequeña capa de crema para cubrir la tarta, de forma que los que no deben tomar dulce o no les gusta el queso en los postres (como mi madre con el azúcar o mi padre con el queso) pudiesen retirar la crema con la cuchara o probarla en una dosis menor de la que traería normalmente una tarta de dos pisos con relleno de crema y cobertura completa de crema.

Carrot Cake (Tarta de Zanahoria)

Ingredientes:

Para el bizcocho

  • 4 huevos M
  • 200 gr azúcar moreno (1 taza aprox.)
  • 240 ml aceite de girasol (suave) (1 taza)
  • 400 gr de zanahoria (4 zanahorias grandes aprox.)
  • 280 gr harina (2 tazas aprox.)
  • 2 ctas de bicarbonato
  • 1 cta levadura química
  • 2 ctas canela
  • 150 gr de nueces sin cascara

Para la crema de queso

  • 250 gr queso crema (tipo Philadelphia)
  • 120 gr azúcar glass (1/2 taza aprox.)

Elaboración:

Crema de relleno y cobertura:

Yo he preparado en primer lugar la crema, de modo que mientras tanto el resto de ingredientes se van poniendo a temperatura ambiente.

En un recipiente mediano ponemos el queso y el azúcar glas y lo mezclamos bien con ayuda de unas varillas manuales. Yo prefiero hacer este proceso a mano, pues con unas varillas eléctricas podemos batir en exceso y obtener una crema demasiado líquida.

Reservamos en la nevera hasta que nuestro bizcocho esté terminado y frío y podamos pasar a la decoración.

Bizcocho:

En un recipiente grande ponemos los huevos junto con el azúcar. Batimos muy bien hasta obtener una mezcla espumosa. Entonces, sin dejar de batir, incorporamos poco a poco el aceite.

Ahora, pelamos las zanahorias, las lavamos, las troceamos y las trituramos en un procesador de alimentos. Si no tenemos procesador de alimentos podemos rallarlas perfectamente. Yo soy un poco floja para utilizar el rallador porque siempre acabo rallándome un poco algún dedo . El resultado va a ser igual de bueno en ambos casos.

Si las zanahorias ralladas se ven muy húmedas nos interesará escurrirlas un poco antes de incorporarlas a la mezcla. Esto no quiere decir que las apretujemos hasta dejarlas sin una gota de agua, sólo quitar el exceso. Yo lo que hice fue coger un puñado de zanahoria rallada, apretarlo un poco con la mano para escurrir el exceso y luego desmenuzar el puñado sobre la mezcla.

Removemos bien toda la mezcla para que la zanahoria quede bien integrada.

A parte, en otro recipiente preparamos los ingredientes secos: harina, levadura, bicarbonato y canela. Mezclamos un poco con una cuchara y los vamos añadiendo poco a poco a la mezcla. Yo lo voy tamizando a medida que lo voy incorporando, pero podemos tenerlo todo pesado y tamizado antes de añadirlo al resto de ingredientes.

Mezclamos bien y, por último, añadimos las nueces picadas. A mí este paso se me olvidó y por eso puse las nueces como decoración. (La próxima vez no se me olvidará).

Ya sólo nos queda hornear. Yo he utilizado un molde de 18 cm de diámetro. Horneamos a 180ºC durante 50 minutos aproximadamente. Comprobamos que está listo pinchando el bizcocho con un palillo y observando si éste sale limpio.

Dejamos templar el bizcocho sobre una rejilla pero aún dentro del molde. Cuando esté templado (que ya no queme nada cuando lo toquemos) podemos desmoldarlo y dejarlo enfriar sobre la rejilla.

Montaje de la tarta:

Cuando el bizcocho esté totalmente frío podemos pasar a decorar nuestra tarta. Yo no me he complicado mucho, sólo he extendido una capa en la superficie superior de la tarta, la he espolvoreado de nueces y luego, con ayuda de una manga pastelera, le he hecho algunos adornos en los bordes.

Creo que ha quedado bastante bonita a pesar de lo sencillo de la decoración.

De todos modos, si queréis que quede extra jugosa podéis hacer una tarta de dos pisos y añadir una generosa capa de crema de queso como relleno, además de utilizar la crema como cobertura. Os va a quedar deliciosa de todas formas.

Carrot-Cake-02

4 comentarios:

  1. Se convirtió en mi tarta preferida en Irlanda... pero nunca se me ha ocurrido hacerla... tengo que intentarlo un día de estos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, tienes que prepararla, aunque sólo sea el bizcocho, que por si solo ya está buenísimo. Y si no... ya la preparo para algún día que nos veamos ;)

      Eliminar
  2. Hola muy rica la torta! pero puede ser que quede demasiado aceitosa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Valeria, en primer lugar, gracias por pasarte por el blog.
      Sobre el bizcocho en sí, no resulta aceitoso, pero sí muy jugoso. Supongo que en ese sentido, depende del gusto de cada persona sobre cómo debería ser el bizcocho ideal, más seco o más húmedo.
      Aún así, tengo que reconocer que al mirar las proporciones de ingredientes, la cantidad de aceite puede parecer bastante grande (¡toda una taza!). Sin embargo, creo que se combina perfectamente con el resto de ingredientes.
      Otro ejemplo de ingredientes que pueden dar miedo a primera vista es el bizcocho que utilicé para la “Naked Cake de chocolate y crema de queso” donde la cantidad de azúcar me resultaba excesiva (2 tazas). Sin embargo, decidí fiarme de las referencias y de los “creadores” de la receta… y el resultado fue muy bueno. A pesar de lo que podría parecer, el bizcocho no es nada empalagoso.
      Así que, en general, mi opinión es que este bizcocho de zanahoria queda estupendo con las cantidades indicadas, aunque no descarto probar otras versiones en el futuro con diferentes proporciones de ingredientes ;)
      Ahora, también tengo que decir, que para mí lo más aceitoso de la receta es la crema… que es lo que me suele pasar con casi todas las tartas. De ahí, que en las imágenes veas que solo decoro la capa superior con la crema y así tener la posibilidad de tomar únicamente el bizcocho si así se prefiere.
      Espero haber resuelto tus dudas.
      Un saludo. María

      Eliminar