jquery.min-pin-it.js

Pin-it-hover

Post-Relacionados-JS

domingo, 5 de julio de 2015

Helado de Leche Merengada


Helado-Leche-Merengada-01

¡Qué calor que hace últimamente!… y yo con pocas ganas de asarme utilizando el horno. Sin embargo, siempre apetece hacer nuevas recetas y probar experimentos.

En esta ocasión he rescatado una receta de helado de leche merengada que tenía de cuando era pequeña y que creo que me la dio mi antigua vecina. Ahora aprovecharé y la escribiré en mi cuaderno oficial de recetas

Este tipo de helados no es demasiado cremoso y tiene una textura muy parecida a un sorbete. Más adelante pondré alguna otra receta de helado utilizando nata, azúcar invertido o incluso yogur y podréis ver cómo así se obtienen helados muy cremosos que no tienen nada que envidiar a los que se compran en cualquier tienda o heladería.

En cuanto a la ejecución, yo sigo en mis trece y, siempre que puedo, utilizo herramientas lo más básicas posibles, por lo que casi todos las tendréis también en casa. Por tanto, nada de heladeras, ni aparatos especiales.

Helado de Leche Merengada

Ingredientes:

  • 2 litros de leche
  • 1 puñadito de café en granos
  • La cáscara de un limón
  • 3 ramitas de canela
  • 3 huevos
  • 15 cucharadas de azúcar 
  • 1 sobre de azúcar vainillada
  • 1 pizca de nuez moscada

Elaboración:

En un cazo grande ponemos la leche, con el café, la cáscara de limón, la canela, el azúcar, la vainilla y la nuez moscada.

Calentamos a fuego medio hasta que hierva. Mantenemos un par de minutos más en el fuego para que la leche absorba bien todos los sabores. Apagamos el fuego y dejamos templar.

Cuando la leche está templada, la colamos y la vertemos en un recipiente apto para el congelador y que permita utilizar la batidora en él sin dañarse.

Ponemos el recipiente en el congelador durante al menos una hora para que se enfríe del todo.

Cuando la leche está bien fría (pero aún sin congelar), batimos los huevos y los incorporamos a la leche. Yo le paso un poco con la batidora para asegurarme que está todo bien integrado.

Luego, guardamos el recipiente de nuevo en el congelador durante un par de horas aproximadamente. Entonces la leche ya habrá cuajado y tendremos que batir para romper los cristales y evitar tener una masa dura como el hielo. Para ayudar en la tarea podemos hacer varios cortes con un cuchillo antes de utilizar la batidora.

Cuando todo esté bien batido volvemos a meter en la nevera. Repetimos el proceso al menos 3 veces: dejar congelar, batir, congelar, batir, congelar y batir.

Los tiempos de congelación dependerán de lo lleno que tengamos el congelador o de la capacidad de refrigeración del mismo, por lo que el tiempo que he indicado es aproximado.

Ya sólo nos queda degustar el helado. A pesar de que no hemos utilizado natas, ni productos específicos para evitar el cristalizado, el helado que se obtiene no es duro y se pueden sacar las porciones con bastante facilidad con ayuda de una cuchara.

Nota:

Para esta ocasión he utilizado la tercera parte de los ingredientes que he indicado (3/4 de litro de leche, 1 rama canela, 1 huevo, 5 cdas azúcar, etc.) El motivo de hacer esto ha sido principalmente porque justo había acabado un helado de tarrina de 1 litro y quise aprovechar este recipiente. Sin embargo, ya casi he acabado el helado… así que ya mismo tenéis por aquí otra publicación de helados

Helado-Leche-Merengada-02

No hay comentarios:

Publicar un comentario