jquery.min-pin-it.js

Pin-it-hover

Post-Relacionados-JS

domingo, 19 de julio de 2015

Helado de Nectarinas


Helado-Nectarina-01

Ya comenté en una entrada anterior de helado de Leche Merengada (mirar aquí) que pondría más recetas de helados… así que aquí vengo con otra receta. Esta vez se trata de helado de Nectarinas. Sin embargo, se puede tratar perfectamente como base de helado y cambiar la fruta por la que más nos apetezca.

La verdad es que en esta ocasión comencé investigando recetas, trucos, consejos, procedimientos y demás cosas sobre la teoría de la elaboración de helados pero al final he acabado inventando mi propia receta base para helados y he utilizado la fruta que tenía a mano: unas nectarinas.

Este tipo de helado es muy cremoso, muy suave y, si se prepara bien, no tiene nada de cristalitos de hielo ni queda como un bloque macizo congelado en el que apenas se puede clavar la cuchara (de esos helados también he experimentado a hacer unos cuantos y están buenos pero es un fastidio tener que esperar a que se derrita un poco para poder hincarle el diente…)

Los ingredientes a usar los he visto en muchísimas recetas de helado y son las cantidades las que yo me he inventado. El resultado ha sido muy bueno. Quizás en la próxima oportunidad ponga algo más de fruta, pues creo que admite más y quedará un sabor mucho más potente a la fruta que se elija para dar sabor al helado.

Al igual que en la entrada que hice de helado de Leche Merengada, no voy a utilizar maquinas especiales ni heladeras para la receta, por lo que cualquier persona podrá preparar este helado con los aparatos que solemos tener comúnmente en cualquier cocina.

Helado de Nectarinas

Ingredientes:

  • 500 ml de nata líquida para montar (o 2 tazas)
  • 400 ml de leche condensada (o 1 taza y 2/3 de taza)
  • Fruta al gusto (5 nectarinas)

Elaboración:

En primer lugar preparamos la fruta. Yo he utilizado 5 nectarinas, aunque posiblemente admitiese un par de piezas más de fruta. Pelamos las nectarinas y reservamos una para trocearla y añadirla al final a la mezcla para darle un poco de textura con pequeños trocitos de fruta. El resto de las nectarinas las troceamos y las batimos bien con una batidora. Si queremos una textura muy suave podemos pasar este puré de fruta por un colador aunque no es necesario.

Luego, en un recipiente mediano ponemos la fruta triturada y añadimos la leche condensada. Removemos bien hasta que se integren ambos ingredientes.

Troceamos la nectarina que habíamos reservado y la añadimos a la mezcla. Yo la corté en trocitos muy pequeñitos de un centímetro de tamaño más o menos. No es conveniente que los trozos sean demasiado grandes ya que al conservar el helado en el congelador el agua de la fruta sí que cristalizará y los trozos de fruta serán duros al paladar (como si fuesen mini cubitos de hielo de nectarina). Removemos nuevamente hasta integrarlo todo.

A parte, en un recipiente grande y muy frío (conviene tenerlo al menos media hora en el congelador) procedemos a montar la nata. No es necesario añadir azúcar, pues con la cantidad de leche condensada ya tendremos suficiente dulce para nuestro helado.

Una vez que tenemos nuestra nata montada pasamos a incorporar la mezcla que teníamos de leche condensada y fruta. Mezclamos con cuidado con ayuda de una espátula de silicona utilizando movimientos envolventes y procurando no quitar mucho aire a la mezcla.

Cuando ya está todo integrado probamos un poco y comprobamos que está dulce a nuestro gusto. Si somos golosos podemos añadir un par de cucharadas de miel (aunque sinceramente no creo que sea necesario).

Ahora vertemos nuestra mezcla en un recipiente apto para congelador, preferiblemente que sea poco profundo y metálico. Yo no tenía ningún recipiente metálico y utilicé un tupper de plástico apto para congelador. Cubrimos con papel transparente de cocina y nos aseguramos que toda la superficie de nuestra mezlca esté en contacto con el film transparente. De este modo evitamos que cuando comience a congelarse aparezcan cristales en la superficie.

Guardamos el recipiente en el congelador y lo dejamos enfriar durante media hora. Después de ese tiempo, utilizando unas varillas removemos para homogeneizar el frío en la mezcla y romper los cristales que hayan comenzado a formarse. Reservamos nuevamente en el congelador cubriendo con cuidado la superficie con el film transparente de cocina.

Repetimos este proceso de remover al menos 2 veces más, dejando un tiempo de reposo en el congelador de entre 45 minutos y una hora.

Después ya podemos dejar nuestro helado en el congelador durante al menos 4 horas antes de servirlo. (Yo reconozco que robé unas cuantas cucharadas antes de este tiempo… pero es que está muy rico).

El helado resultante es tan cremoso que no cuesta nada sacar las bolas para servirlo. Por comodidad se puede sacar del congelador 2-3 minutos antes, pero no es necesario, además que no tendréis paciencia para esperar… o al menos yo no la tengo, abro el recipiente y a comer…

Helado-Nectarina-02

Notas:

Lo importante de esta receta es el uso de la nata para montar, que tiene un alto porcentaje de grasa que es lo que impide que se cristalice. Por otro lado, la leche condensada al igual que la miel ayuda al proceso de endulzar y evitar el cristalizado.
(Aún tengo otra receta en espera que es un poco más “light” y utiliza yogur en vez de nata y leche condensada… Pero para esa receta aún tendremos que esperar un poquito, que aún me queda helado y no debo comérmelo todo de una sentada.)

Las nectarinas utilizadas en esta receta se pueden cambiar por cualquier otro tipo de fruta, como cerezas, fresas, melocotones, plátano, etc.

Podéis incluso sustituir la fruta por 1/3 o ½ de taza de chocolate en polvo y preparar un helado de chocolate.

El alcohol también es un buen anticongelante por lo que utilizado en dosis de no más de un 20% del total de mezcla puede ayudar también a conseguir esa textura cremosa del helado. Un chorrito de Cointreau o de Kirsch puede dar un toque buenísimo a un helado, sobre todo si se combina adecuadamente.

Helado-Nectarina-03

No hay comentarios:

Publicar un comentario