jquery.min-pin-it.js

Pin-it-hover

Post-Relacionados-JS

domingo, 28 de junio de 2015

Pudin de pan

Pudin-Pan-01

La receta de pudin de pan que traigo hoy la hacía mi padre muy a menudo hace años, y recuerdo que me encantaba. Estoy muy contenta con la que yo he hecho pero, a pesar de seguir todas las indicaciones, no me ha salido exactamente igual a como yo la recordaba. También es normal, a veces los recuerdos se distorsionan con el tiempo y al tener asociado este dulce a buenos recuerdos, el sabor y la textura se han idealizado en mi mente y no lo puedo superar .

Este postre es muy fácil de hacer, muy rápido y, además, nos sirve para aprovechar el pan que nos ha sobrado de días anteriores y que se ha puesto duro como una piedra y no sabemos qué hacer con él.

Pudin de pan

Ingredientes:

Para el pudin

  • Pan del día anterior (media pieza si es un pan denso, tipo bollo, o una pieza de 100 gr entera si es de tipo baguette o pan de miga esponjosa)
  • ½ taza de azúcar (120 gr aprox.)
  • 3 huevos
  • 1/2 l de leche
  • 1 rama de canela
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • La ralladura de un limón y una naranja

Para el caramelo:

  • 5-6 cdas de azúcar
  • 2-3 cdas de agua

Elaboración:

En primer lugar preparamos el caramelo para el fondo del molde. Se puede hacer en el microondas, pero hay que tener cuidado de que no se queme el caramelo, así que yo prefiero hacerlo al estilo clásico en una sartén.

Ponemos en una sartén pequeña el azúcar y el agua y calentamos a fuego medio-fuerte. Removemos sin parar el almíbar y veremos cómo pasa por varios estados: primero un almíbar muy burbujeante de color clarito, luego parece que se solidifica un poco y parece lava blanca, luego pasa de nuevo a tener un aspecto burbujeante… y ya poco a poco las burbujas desaparecerán y el almíbar empezará a dorarse hasta dar lugar a nuestro caramelo.

Cuando tengamos el caramelo en su punto lo vertemos en el molde y lo extendemos con cuidado. Recomiendo encarecidamente utilizar guantes o algún tipo de protección pues las quemaduras de caramelo son de las peores (mi madre se quemó hace años con caramelo y fue horrible porque el caramelo se queda pegado a la piel mientras sigue quemando).

Dejamos enfriar el caramelo mientras preparamos el pudin.

Ponemos el horno a precalentar a 200ºC. Prepararemos una bandeja con agua para cocer el pudin al baño maría. Yo pongo la bandeja en la posición más baja del horno y la relleno de agua una vez que ya está colocada en el horno (es difícil transportar una bandeja llena de agua de un sitio a otro, aunque solo sean dos metros). La cantidad de agua que hay que poner en la bandeja es aproximada y yo procuro que el agua llegue a la mitad del molde aproximadamente.

En un cazo ponemos a calentar la leche, con la canela y las ralladuras de limón y naranja. Lo mantenemos a fuego suave removiendo de vez en cuando para ayudar a que el azúcar se disuelva bien. Cuando la leche rompa a hervir la mantenemos a fuego suave unos minutos más (3-5 minutos).

Mientras tanto, en un bol grande batimos los huevos y la vainilla hasta obtener una mezcla espumosa. Cuando la leche esté lista la colamos y la incorporamos al bol. Yo suelo colarla en un recipiente diferente y luego ya la voy incorporando poco a poco al bol de los huevos mientras remuevo e integro bien todos los ingredientes. De ese modo ayudo a templar un poco la leche antes de incorporarla a los huevos y así no se cuajan antes de tiempo.

Luego, incorporamos el pan cortado en rodajas finitas para que se empape bien y rápido. Removemos con una cuchara. Si nos gusta la textura de los trocitos de pan lo dejamos así, pero si queremos conseguir una textura más homogénea podemos pasarle un poco la batidora durante unos segundos para dejarlo todo más suave.

Ahora ya podemos verter nuestra mezcla en el molde. Llevamos nuestro molde al horno con cuidado de no quemarnos con el vapor de agua (abrir la puerta del horno y dejar salir un poco de vapor antes de acercarnos demasiado).

Ponemos nuestro molde en la bandeja con agua, bajamos la temperatura a 180ºC y dejamos nuestro pudin hornearse durante unos 20 minutos. A partir de este momento, comprobamos nuestro postre pinchando con un palillo; si sale limpio ya lo tenemos listo, si no, lo dejamos unos minutos más hasta que termine de cuajar.

Dejamos enfriar el pudin dentro del molde pero apoyado sobre una rejilla. Cuando esté frío ya podemos desmoldarlo. Se conserva perfectamente en la nevera durante una semana, aunque no creo que dure tanto tiempo

Notas finales:

El caramelo del molde se puede sustituir por caramelo líquido pero a mí me gusta el sabor del caramelo casero. Sin embargo es una buena opción si tenemos algo de prisa y queremos acortar el tiempo de elaboración de este postre.

Se puede hacer una versión rápida de este pudin si en vez de leche, canela, limón y naranja se utiliza un sobre de preparado de flan de tipo Royal o de tipo Flanín.

Sólo tenemos que seguir las instrucciones de preparado que indica el envase y una vez lista la crema añadimos el pan bien troceado, lo batimos bien, lo vertemos en nuestro molde y lo dejamos cuajar en la nevera.

Cuando esté frío ya habrá cuajado totalmente y podremos desmoldarlo y servirlo.

En mi publicación de conos de hojaldre explico cómo hacer crema pastelera con sobres de tipo Flanín. El procedimiento es prácticamente idéntico y podéis verlo aquí.

El pan se puede sustituir por magdalenas o bizcochos que se nos hayan quedado un poquito duros o, sencillamente, porque queremos hacer el postre con este tipo de dulce. En ese caso, salvo que seamos muy golosos, recomiendo reducir la cantidad de azúcar que se añade a la leche, pues los bizcochos o las magdalenas ya llevan su buena dosis de azúcar.

Pudin-Pan-02

No hay comentarios:

Publicar un comentario