jquery.min-pin-it.js

Pin-it-hover

Post-Relacionados-JS

miércoles, 17 de junio de 2015

Tarta Red Velvet

Red-Velvet-01

Llevo persiguiendo hacer una tarta Red Velvet desde hace muuucho tiempo. Ya hice otra anteriormente, pero con la particularidad de que era de remolacha, por lo que el colorante es totalmente natural. Ya os la pondré en el blog en otra ocasión.

Bueno, la cosa es que yo las veo tan bonitas que los ojos me hacen chiribitas… sin embargo, he de reconocer que en realidad yo soy más de bizcochos sencillos y dulces sin tanto adorno y complicaciones. Tampoco soy muy golosa, por lo que la cobertura de esta tarta la he adaptado a la que yo suelo utilizar en esas ocasiones.

Aún así, a los golosos les encantará, pues el bizcocho tiene una textura muy suave y una combinación muy agradable de cacao y vainilla.

¡Actualización! Hace poco he tenido la oportunidad de repetir la receta para una cena con unos amigos y he aprovechado para hacer nuevas fotos e incorporarlas a la publicación  😜
(31 Diciembre 2017)

Tarta Red Velvet

Prep: 25 min   Horno: 20-25 min   Raciones: 12-14   Dificultad: Baja  

Ingredientes:

Para el bizcocho

  • 113 gr mantequilla
  • 1 y ½ cup de azúcar (300 gr)
  • 2 huevos L
  • 1 cup buttermilk (240 ml)*
  • 2 cups harina para tartas (285 gr)*
  • 2 cdas cacao en polvo (30 gr)
  • 1 cta vainilla
  • Colorante rojo en gel
  • 1 cta sal
  • 1 cta vinagre de manzana
  • 1 cta bicarbonato
* Si no se dispone de buttermilk o harina para tartas se puede elaborar de forma casera. Podéis ver las indicaciones para prepararlas en el apartado del blog “INGREDIENTES BÁSICOS”.

Red-velvet-ingredientes

Para la cobertura:

  • 500 ml nata para montar
  • 150 gr queso mascarpone
  • 100 gr azúcar glas

Elaboración:

Bizcocho:

En un recipiente grande poner la mantequilla y el azúcar. Batir bien hasta obtener una masa homogénea y blanqueada. Añadir los huevos y volver a batir.

Incorporar la harina y la buttermilk, alternando estos ingredientes dos o tres veces. (Es decir, añadir la mitad de la cantidad total de harina y batir bien, luego añadir la mitad de la cantidad total de buttermilk y batir hasta integrar todos los ingredientes. Después repetir el proceso terminando de incorporar la otra mitad de harina y la otra mitad de buttermilk).

Precalentar el horno a 180 ºC mientras se termina de preparar la masa de bizcocho.

Añadir a la mezcla la sal, el cacao, la vainilla y el colorante rojo. Repetir el proceso y batir bien hasta obtener una textura homogénea.

Por último, incorporar el bicarbonato y el vinagre (Observaremos que la combinación de ambos ingredientes produce muchas burbujitas. Esto es normal). Mezclar todo de nuevo.

Forrar o engrasar 3 moldes iguales de unos 18cm de diámetro. Repartir la mezcla entre los tres recipientes. Hornear durante 20 minutos a 170ºC con calor arriba-abajo y posición media-baja de la bandeja del horno. Comprobar que los bizcochos están listos pinchando con un palillo y comprobando que éste sale limpio.

Dejar enfriar sobre una rejilla.

Cobertura:

Por un lado batir el queso mascarpone con el azúcar glas.

En otro recipiente un poco más grande montar la nata. (En la publicación de Brazo de Gitano tengo algunas indicaciones extra sobre cómo montar la nata y conseguir que quede firme).

Luego, añadir la crema de queso a la nata y mezclar con ayuda de una espátula de silicona y utilizando movimientos envolventes.

Reservar en la nevera al menos 2 horas antes de utilizar para rellenar y cubrir la tarta.

Montaje de la tarta:

Recortar las barrigas de los bizcochos hasta obtener rodajas perfectamente planas.

Se puede rellenar y cubrir la tarta con esta cantidad de crema de queso. En la mayoría de ocasiones he realizado un relleno fino y una cobertura completa realizada con manga pastelera. Sólo en la última ocasión me he atrevido a hacer una tarta desnuda, rellenando con ayuda de una boquilla ancha y haciendo "bolitas" de crema a modo de relleno decorativo. Creo que el efecto final es muy bonito y es un montaje bastante más rápido.

Mantener la tarta en la nevera para que el relleno conserve su firmeza.

Red-velvet-01

Red-velvet-03

Red-Velvet-03
Foto de la primera publicación

Receta adaptada del blog Bakemania.

Notas:

Aunque lo ideal es preparar la tarta en 2-3 moldes independientes, también se puede preparar toda la masa en un único molde y luego cortar el bizcocho en 2-3 rodajas iguales. El problema de este procedimiento es que requiere de mucho más tiempo de horneado y el bizcocho puede quedar más reseco por fuera.

Si se puede forrar la base de los moldes con papel de hornear el desmoldado resulta mucho más sencillo, pero tampoco es algo imprescindible. Lo más importante es engrasar bien los moldes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario