jquery.min-pin-it.js

Pin-it-hover

Post-Relacionados-JS

miércoles, 12 de agosto de 2015

Berlinas

Berlinas-01

Hoy os traigo por fin la receta de Berlinas rellenas de chocolate.

Ya sabéis que estos dulces se conocen por muchos nombres diferentes: berlinas, berlinesas, donuts rellenos, bolas de fraile, bombas… Como la primera vez que los probé me los “presentaron” como berlinas para mí ese es nombre con el que os las presento.

La verdad es que me han hecho sufrir un poco porque la masa no crecía y parecía muerta… y ya pensaba que hoy no podría hacer la publicación. Sin embargo, al final sólo hizo falta alargar un poquito más el tiempo de reposo.

A mí me encantan este tipo de dulces y casi siempre me como dos o tres piezas antes de que lleguen a enfriarse, y no es para menos porque estos pequeños se hacen de rogar entre los tiempos de amasado, reposo, fritura y decoración con el azúcar glas.

De todas maneras, la espera merece la pena y se pueden rellenar de chocolate, sirope o mermelada de fresa, crema pastelera, nata montada o con cualquier crema que os guste. Además, también se podrían bañar con chocolate negro de cobertura, chocolate blanco de cobertura (coloreado con colorantes si se desea), con glasa o sencillamente con azúcar glas.

La mitad de las berlinas se han agotado antes de rellenarse y decorarse así que os puedo asegurar que están buenas con adornos y rellenos como sin ellos.

Berlinas rellenas de chocolate

Prep: 1 hora   Reposo: 2 horas   Fritura: 20-25 min   18 unidades   Dificultad: Baja-Media  

Ingredientes:

  • ½ taza leche entera (120 ml)
  • 250 gr harina de fuerza
  • 15 gr levadura fresca
  • 50 gr azúcar
  • 40 gr mantequilla
  • ½ cucharadita esencia de vainilla
  • 1 huevo 
  • 1 pizca de sal

Elaboración:

En un recipiente grande poner la harina, el azúcar, el huevo, la pizca de sal y la esencia de vainilla. (En vez de vainilla se puede utilizar ralladura de naranja o incluso aromatizar la masa con ambos ingredientes).

Aparte, en un vaso entibiar la leche unos 15-20 segundos en el microondas y disolver en la leche la levadura fresca. Luego, verter la leche con levadura al recipiente con el resto de ingredientes y mezclar bien con ayuda de una cuchara de madera.

Yo suelo conservar la levadura fresca en el congelador para tener siempre un poco disponible. Cuando quiero utilizarla la pongo junto con la leche en un vaso y la caliento de muy poquito a poco en el microondas. Hay que tener mucho cuidado con la temperatura, ya que si la leche se calienta demasiado matará a la levadura y ésta no funcionará.
Si no queréis correr riesgos siempre podéis sacar una hora antes los ingredientes de la nevera (la leche) y del congelador (la levadura), de modo que cuando comencéis a preparar la receta ya estén a temperatura ambiente y la levadura se disuelva fácilmente en la leche sin necesidad de calentar nada.

Por último, sólo queda añadir la mantequilla que debe estar a temperatura ambiente.

Yo no tuve la precaución de sacar los ingredientes antes así que calenté la mantequilla unos 15-20 segundos en el microondas, lo suficiente para ponerla blanda pero que no quede líquida.

Mezclar bien todos los ingredientes. Cuando la masa sea demasiado difícil de trabajar con la cuchara pasarla a la encimera y continuar amasando con las manos. Esta mezcla resulta muy pegajosa pero con un poco de paciencia la masa pasará a ser manejable, elástica y blandita. (Si es necesario se puede añadir un poco más de harina pero hay que tener en cuenta que cuanta más harina tenga la masa, menos esponjosas quedarán las berlinas)

Como siempre que preparo una receta de amasados para bollería os pongo el enlace un vídeo donde podéis ver la técnica de amasado de Richard Bertinet, que es la que yo utilizo (mirar aquí) y que es ideal para masa blandas.

Una vez lista la masa, se deja reposar sobre la encimera o en un recipiente un poco engrasado con aceite. Cubrir la masa con un paño húmedo y esperar hasta que duplique su volumen (aproximadamente 1 hora, aunque depende de la temperatura y humedad del lugar).

Después del tiempo de reposo desgasificar la masa amasándola un poco. Luego, dividir la masa en pequeñas porciones de 50 gr aproximadamente. Hacer bolitas con cada porción y colocarlas sobre papel de horno sobre una bandeja.

También se pueden preparar extendiendo la masa sobre la encimera con ayuda de un rodillo hasta dejarla de 1cm de espesor y cortar círculos con ayuda de un cortador redondo o un vaso de unos 5-7 cm de diámetro.
Si os fijáis en las fotos se pueden ver cómo algunas berlinas son más redonditas que otras; las más redondas están hechas como bolitas y las más aplastadas con cortador. Podéis elegir la técnica con la que os sintáis más cómodos.

Dejar reposar nuevamente hasta que las bolitas dupliquen su volumen. Cubrir la bandeja con un paño para evitar que se reseque la superficie superior de las bolitas.

Para terminar, freír las berlinas en aceite de girasol. Tener cuidado porque una vez que el aceite está caliente las berlinas se doran muy rápido. Una vez fritas, ponerlas sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite. Dejar enfriar sobre una rejilla. 

Decoración y relleno:

Para rellenar las berlinas, atravesar cada pieza casi completamente con la punta de un cuchillo. Luego aprovechar la apertura para rellenar las berlinas con ayuda de una manga pastelera.

Las Berlinas que yo he preparado las he rellenado con crema de cacao (Nocilla) y con sirope de fresa.

Si queremos preparar nuestra propia crema de chocolate no tenemos más que derretir 100 gr de chocolate y añadirle una cucharadita de mantequilla y un par de cucharadas de nata. Nos quedará una crema de chocolate increíble y lo que no se use para rellenar las berlinas… se come a cucharadas

Para decorar las berlinas yo he optado por espolvorearlas con azúcar glas, es lo más rápido pero también es la decoración que encubre menos el verdadero sabor de las berlinas.

Berlinas-02

No hay comentarios:

Publicar un comentario