jquery.min-pin-it.js

Pin-it-hover

Post-Relacionados-JS

miércoles, 29 de abril de 2015

Galletas decoradas con glasa

Galletas-decoradas-01

Me encantan las maravillas que se puede hacer con glasa para decorar galletas. Cada vez que tengo un rato me pongo a curiosear por Internet y a fantasear qué tipo de diseño haría yo y qué colores y técnicas podría utilizar…

Sin embargo, la realidad es que no soy demasiado golosa y las galletas con glasa me resultan un poco empalagosas. Esto implica que no tengo muchas oportunidades para ponerme a prueba y ver si me saldrían más o menos bonitas. No fue hasta el pasado mes de febrero que, con la excusa de ver a unas amigas, me plantee en serio lo de decorar galletas (Al fin y al cabo las galletas no me las comería yo )

Hay infinidad de páginas y blogs donde se explican cuales son las mejores recetas para galletas decoradas, y lo mismo sucede con la glasa. Yo he utilizado como referencia la receta de galletas de mantequilla del blog Con azúcar y algodón que podéis ver en este enlace. (Si tenéis oportunidad echadle un ojo al blog pues tiene autenticas obras de arte comestibles)

También tiene una publicación explicando su receta ideal de glasa (pinchar aquí), aunque yo he hecho un poco de trampa y he comprado directamente un paquete de glasa en polvo, a la que sólo hay que añadir agua y colorante, pero claro, mi intención era practicar con el tema del diseño y no quería hacer más difícil de la cuenta el experimento. La glasa que he utilizado es esta.

El diseño de las galletas no es nada del otro mundo. No quería complicarme utilizando muchos colores, así que compré colorante negro y me limité al blanco, gris y negro. Estoy bastante contenta con los resultados sobre todo teniendo en cuenta que es la primera vez. Me ha gustado sobre todo el diseño de las galletas redondas en las que hice el escudo de los Fraser, de la serie de televisión Outlander (todas las amigas que nos íbamos a encontrar vemos esa serie), y creo que es un diseño bastante elaborado y me quedó bastante resultón.

Galletas decoradas con glasa

Ingredientes:

  • 250 gr mantequilla
  • 125 gr azúcar glas
  • 1 huevo L
  • 1 cta vainilla en pasta
  • 480 g harina
  • 20 gr para la mesa de amasado

Elaboración:

En primer lugar, quiero comentar la importancia de batir la masa lo menos posible durante todo el proceso de elaboración, para no añadir un exceso de aire que después deforme nuestras galletas durante el horneado.

Yo he hecho todo el proceso a mano, pues no tengo ningún tipo de maquinaria para batir o amasar, pero en el enlace que dejé antes del blog Con azúcar y algodón se dan indicaciones al respecto.

En un recipiente grande se mezcla la mantequilla (a temperatura ambiente) y el azúcar hasta tener una masa homogénea. Luego se añade el huevo y la vainilla.

Cuando todo esté integrado se va incorporando la harina tamizada con un colador. Al principio he utilizado unas varillas, pero a medida que la masa se pone dura he enharinado un poco la encimera (con parte de los 20 gr extra de harina) y he seguido amasando a mano. Se deja reposar la mezcla durante unos 15 minutos.

Se extiende la masa entre dos láminas de papel de hornear y con ayuda de un rodillo se procura obtener una capa de masa de unos 6mm de espesor. Después se deja enfriar en la nevera al menos un par de horas.

Cortar las galletas con los cortadores que más nos gusten e ir poniéndolas sobre la bandeja del horno. (Lo ideal es usar una bandeja plana para galletas, pero yo aun no he podido hacerme con una… y me han salido muy bien con la bandeja que venía con el horno). Procurar no entretenerse en este proceso ya que las galletas de mantequilla se calientan enseguida y la masa deja de ser tan manejable.

Meter la bandeja con las galletas en la nevera unos 15 minutos para que vuelvan a recuperar parte del frío que han perdido al cortarlas.

Hornear 10-15 minutos a 180ºC con la opción "fuego abajo-arriba" (sin ventilador). Yo he colocado la bandeja en la segunda posición desde abajo. Hay que estar pendiente de las galletas, pues cada horno es un mundo (cuando los bordes se pongan dorados ya están listas).

Se dejan enfriar sobre una rejilla. Se conservan en una caja metálica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario